Curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre

Saludos desde el equipo de enfermería de la Residencia Sagrado Corazón de Jesús en Fraga.
El equipo de enfermería está formado por profesionales de la salud que se dedican al cuidado de nuestros residentes.
Nuestro estilo de cuidar está centrado en la persona y promueve la salud de forma integral, previene la enfermedad y la dependencia, y acompaña al residente y a su familia. Somos conscientes de la necesidad
de un trato adecuado a la situación personal de cada uno y por ello priorizamos como valores esenciales, la paciencia, la flexibilidad, la ternura y el acompañamiento en la vida, reconociendo la dignidad de
la persona y cultivando sus sentidos.
Disponemos de servicio de enfermería las 24 horas del día. Las enfermedades más comunes son las derivadas propias de la edad, pérdidas de memoria asociadas a la enfermedad de Alzheimer, otras de
tipo funcionales tales como cardiacas, pulmonares, metabólicas, etc. Estamos en contacto con los médicos de cabecera de cada residente para poder ofrecerles alivio en sus dolencias, dietas adecuadas a su estado de salud, actividades rehabilitadoras o valoraciones especiales.
El equipo de enfermería está integrado en el equipo interdisciplinar, mediante reuniones mensuales y comunicaciones rutinarias, trabajamos para mejorar la atención y el cuidado de nuestros residentes.
Desde la residencia se da mucha importancia a la formación de los profesionales para que la atención asistencial sea excelente.
Por último, nos gustaría reflexionar y compartir con todos ustedes un tema importante en esta época del año. Ya estamos a punto de empezar el verano, aunque parece que este año se resiste. El verano, el calor, ese dejar estar que nos produce una jornada calmosa y pesada, y a la vez nos introduce en una dinámica más vacacional, es época de estar alerta e hidratarnos mucho más, cuidar las exposiciones al sol y prevenir efectos secundarios. Esta necesidad pasa casi desapercibida en las personas mayores, por ello es preciso estar atentos y dar de beber, aunque no verbalicen la necesidad. Entre todos hemos de ayudarnos y cuidar a los más vulnerables.

Equipo de enfermería de la Residencia
Sagrado Corazón de Jesús.

Los comentarios están cerrados.